sábado, 12 de noviembre de 2011

Las amistades toxicas

 

 

Amistades Toxicas

Quien tiene un amigo tiene un tesoro...pues visto lo visto, hay veces que prefiero ser pobre que atesorar.

Cuando estamos en la edad del pavo, lo que más ilusión le suele hacer a una persona,es sentirse integrado, formar parte de un grupo amplio, y contra más numeroso sea, mejor te sientes. Te vas haciendo mayor, y es ley de vida, que a medida que cada uno va tirando por su camino y labrandose su futuro, mucha gente se vaya quedando en la cuneta.

En esa época, la perdida a veces va seguida de un drama descomunal, se rompen pactos de sangre y promesas de dificil cumplimiento tipo estaremos juntos contra viento y marea, pero detrás de esa "criba", cuando vas madurando, te das cuenta de que la vida te ha ido dejando a tu lado a la gente que te es verdaderamente útil, la típica persona con la que aunque haga meses que no te vas a tomar un café, sabes a ciencia cierta que va a estar ahí para ti en cuanto lo necesites.

Por eso me gusta más que el dicho de el tesoro, aquel que dice que los buenos amigos bien escogidos y que siempre te sobren dedos de la mano a la hora de contarlos. En realidad no se si existe como tal, pero suena bonito.

En esta vida hay menos opciones de encontrar un amigo fiel que un amigo "carroñero". El amigo tóxico es el más dicifil de localizar pero el que más abunda. Para que os hagais una idea, es aquella persona que de primeras parece que se acerca a ti con todo el buen sentimiento que pueda albergar, pero que a la larga va dejando salir sus autenticas intenciones, que no son otras que obtener el máximo beneficio de su victima y en los momentos de autentica necesidad o dificultad, nunca están para nadie. Será el primero en irse a tomar una copa contigo cuando las cosas van bien, sera el primer avestruz en esconder la cabeza cuando algo se tuerza.

Gente como esta hay a montones por el mundo, y son detalles absurdos los que te hacen darte cuenta de que de amigos tienen más bien poco en realidad. Cuando todo es de color de rosa y se sienten el constante centro de atención del universo, son los más felices del mundo, si una persona trata de ser minimamente individual en su entorno, el ave rapaz que lleva en su interior, despliega las garras y entonces tendrás que temer lo peor.

El carroñero o amigo tóxico intentará hacerte quedar como el malo de la pelicula frente a todos vuestros conocidos, inventando las excusas mas inverosímiles con tal de sentirse escuchado aunque sepa a ciencia cierta que su teoría no se sostiene ni con palillo chinos, pero se sienten realizados así.

Ante este caso tenemos dos opciones a tener en cuenta. Una, te quedas como estás, le dejas hablar y si no eres demasiado avispado, empezaras a sentirte culpable por algo que nos ha hecho y cargaras con el mochuelo durante el resto de tu vida pensando que es mejor estar mal acompañado que solo. La otra que te queda es o bien plantarle cara y tratar de ver que pasa y a partir de ahí actuar en consecuencia, o si no, apartarte de ese entorno lo antes posible. Es la opcion más jodida, porque te arriesgas a quedarte sola, eso sí, ahí descubriras a la gente que realmente está interesada en mantener tu amistad e incluso descubrirás a personas que tenías por ahí arrinconadas y que en el fondo te aportan mucho más que tu supuesto amigo.

Os hablo desde mi propia experiencia en este caso, me ha costado muchos días encerrada en casa y solita como un pino, hasta que te planteas que en realidad, tu mejor amigo no es el que te saca en tus ratos de aburrimiento, sino el que te saca del pozo en el que puedas hundirte mucho antes de que tengas el peligro real de caer.Para beberse una copa, están los bares llenos!!!
Fuente
http://desandarloandado.blogspot.com/2008/12/amistades-toxicas.html