viernes, 21 de julio de 2017

REPARACIÓN HISTÓRICA o como juega el gato maula con el mísero ratón





                                   REPARACIÓN HISTÓRICA o como juega el gato maula con el mísero ratón
                                   Y POR FIN ME LLEGO LA TAN ANSIADA REPARACIÓN HISTÓRICA, YO COBRO LA MÍNIMA Y ME DIERON 37 PESOS CON 43 CENTAVOS, eso si no se olvidaron de los centavos, no sera mucho che , yo durante mi época activa, durante muchos años hice aportes importantes, ganaba muy bien, era visitador médico, y pensar que yo vote esta gente que tiene el tupe de hacer propaganda con este tema, Enrique Santos Discépolo , se quedó corto con su Cambalache, no puso más porque le avergonzó pensar en tanta in-equidad.
      Prof  Dr. Eduardo M Cocca
  DNI 5407408
                                                                                   
                                                                                        

viernes, 14 de julio de 2017

Me gusta la gente........



Me gusta la gente con la cabeza en su lugar, que sea espiritual, con idealismo en los ojos y los pies en la realidad. Me gusta la gente que ríe, llora, se emociona con una simple carta, una llamada, una canción suave, una buena película, un buen libro, un gesto de cariño, un abrazo. 
Gente que ama y tiene nostalgias, le gustan los amigos, cultiva flores, ama los animales, admira paisajes, la poesía y sabe escuchar. 
Gente que tiene tiempo para sonreír bondad, pedir perdón, repartir ternuras, compartir vivencias y tiene espacio para las emociones dentro de sí, emociones que fluyen naturalmente de adentro de su ser! 
Gente que le gusta hacer las cosas que le gustan, sin huir de compromisos difíciles, por más pesados que sean. 
Gente que ayuda, orienta, entiende, aconseja, busca la verdad y siempre quiere aprender, aunque sea de un niño, de un pobre, de una analfabeta.
Gente de corazón desarmado, sin odio y preconcéptos baratos, con mucho amor dentro de sí. 
Gente que se equivoca y lo reconoce, cae y se levanta, asimila los golpes, tomando lecciones de los errores y haciendo redimir sus lágrimas y sufrimientos. 
Me gusta mucho la gente así….......... 

martes, 11 de julio de 2017

Con la edad



Con la edad se "reestructura" él corazón, se alivia de los amores viejos, de los amores falsos, de la confusión del amor... 
o Con la edad nos ponemos esa coraza que nos blinda ls sentimientos, le vamos agarrando sabor a los buenos vinos, así como a las decepciones.
Con la edad te das cuenta, cuanta razón tenía mamá al decirte que no te enamores tanto, enamorate poquito, pero enamórate! 
Con la edad aprendes a decir cuántos años tienes sin utilizar los dedos de las manos, a llorar por todo y a reír de nada. 
Con la edad te llega la soledad, esa que deseabas no llegara nunca y que le huías con tanto pánico, hoy deseas un momento a solas y si esta es tu compañera, la disfrutas al tenerla... 
Con la edad, sonríes por los grandes momentos y te brota una lagrima por los sinsabores. Aprendes a identificar un perfume barato de una fragancia fina, se sabe el precio de una copa de vino al de un vaso con agua pura y cristalina. Con la edad, aprendes a no beberte tu vida de un sorbo sino a paladearla poco a poco. 
Con la edad? Podrías tener todos los años encima pero descubrir que no has madurado. 

jueves, 6 de julio de 2017

La esencia de la vida



La esencia de la vida 
Día a día nacen en el mundo muchas vidas, aquellas vidas que nunca decidimos elegir, si la queremos bien acomodada, si la queremos perfectos, si la queremos difícil. Sencillamente el destino se encarga de eso así funciona el juego de la vida, el destino escoge al azar cualquier tipo de vida para todo ser vivo, dándonos así una vida que poco a poco tenemos que construir, tal vez ese sería el único derecho que tenemos. 

Tenemos que lidiar con diferentes etapas en nuestra línea de vida, niñez, pubertad, juventud, adolescencia, adultez, vejez y al final del recorrido recibimos la muerte. En estas etapas importantes tenemos que lidiar con problemas ontológicos tan complejos, que simplemente muchos de nosotros decidimos renunciar a aquello que tenemos que cumplir para alcanzar la felicidad. ¿Yo me pregunto? Que sería la felicidad, sin imperfecciones, que sería la felicidad sin la tristeza o que sería la felicidad sin los obstáculos que se nos presentan todos los días de nuestras vidas. 

Tal vez nunca entenderemos el significado de felicidad, muchos de nosotros, grandes pensadores como Sócrates, Platón e inclusive Aristóteles que pasaron su vida entera descifrando la cuestión de la felicidad. A veces decimos que la felicidad puede ser el amor, otros decimos que puede ser la paz pero siempre llegamos a las anécdotas que nos ponen a dudar más y más, gracias a esto nos quedamos varados muchos de nosotros, sin aquel acertijo resuelto sobre la cuestión de la felicidad. Pocos de nosotros logramos avanzar hacia nuestro destino y dejar nuestra marca en la faz de la tierra y el universo. 

Sencillamente la felicidad, es aquella esencia que nos da la vida para que nosotros aprendamos a levantarnos por nosotros mismos o con el apoyo incondicional de alguien, la felicidad aquel sentimiento de satisfacción que sentimos en momentos precisos de la vida, la felicidad es aquella misma que se nos presenta oculta en la tristeza, los obstáculos y nuestros problemas ontológicos con el fin de que nosotros aprendamos a superarnos y sigamos adelante, RECUERDA ESTA FRASE: todo lo que hagas, hazlo por ti, nunca te derrotes a ti mismo y mantén vivo en ti la esencia de la vida y triunfarás.


miércoles, 5 de julio de 2017

El sueño de vivir...





Si tan sólo nos diéramos la oportunidad de contemplar el maravilloso viaje, que nos brinda la vida. Y a no tomarla en serio, ni apegarnos a ella, a nada ni a nadie, en tanto que somos transeuntes de la misma. A levantar nuestra alma cuando la misma está caída, a ser más grande que la adversidad, a reírnos de cada obstáculo y a desprendernos de él, cuando este se detenga a saludarnos, a estar al lado de nuestros sueños y despertarlos. A llorar cuando sentimos llorar, reír cuando sentimos reír, aprender de lo que hemos aprendido, a estar seguro de nosotros y… ¿Por qué no soñar a lograr entender que somos seres humanos? 

Aprender que sólo lo que vemos, y está a nuestro alrededor, es lo real, lo demás sólo existiera en nuestros pensamientos. Amarnos a nosotros mismos, a dialogar con nuestro niño interio, y mantenerlo vivo. Sentir el significado de cada palabra, ser disciplinado, tomar en cuenta que la ética no debe faltar en ningún aspecto de la vida, a estar precisos y seguros de lo que hacemos, hacia donde vamos, no más cubrirnos con las excusas, asumiendo nuestras responsabilidades. Realizar con amor, lo que hagamos y lograr comprender qué es la constancia y perseverancia, quien nos deja al final siempre, un jardín de flores. 

Si llegáramos a entender que la vida es tan sencilla como respirar y la dibujamos complicada. Si intentáramos expresar lo que sentimos. Disfrutar el placer de cada instante, bien sea malo o bueno, a controlar nuestras emociones, vivir el hoy, pues somos mortales, puede que viva más, un gran mural, que un “Ser”, nosotros al parecer pasamos, el mural siempre estará. No importa, quienes seamos, donde estemos, todos somos seres humanos, por ende, sueño a que no lo olvidemos, si entendiéramos que la nobleza más grande, que podemos tener, es conocernos así mismo. El que algún día, aceptemos errores, y aceptemos a los demás, como son, pero cuesta tanto para algunos entenderlos. Hacer, el esfuerzo de ser agradecidos, valoraran do así, hasta los más pequeños detalles, seria un sueño más. 

Si al menos tuviéramos conocimiento del sentido de nuestra existencia, y cual es el sentido de nuestra vida. Precisar que el amor, es quien nos mantiene vivos, por tanto, seria lo más valioso que podríamos adquirir. Saludar una que otras veces la poesía, es sublime, y puede que nos enriquezca el alma. Atarnos a la humildad, puede que sea ella quien nos dirija al éxito, pero la golpeamos. Estar firme de la mano con la alegría, por muy grande que, sea la adversidad, seria una gran tarea el realizarla. ¿Y por qué no aprender de los niños, a sonreír? 

Quiero amar, y amar. Amar cada átomo, cada objeto, cada día, cada, minuto, cada hora, cada instante, cada amanecer, a sentirnos bien con nosotros, desistiendo de todo lo que nos perjudica. A ignorar aquel que carece de esencia humana, por muy maestro que sea, y a no rendirle tanta pleitesía, a ellos, ni a nadie, como de costumbre lo hacemos, dándoles de comer a su “Ego”. Si comprendiéramos que podemos lograr lo que anhelamos ser, que lo difícil e imposible sólo existe en nuestra mente. Si nos permitiéramos aprender de la naturaleza, de los animales, de todo lo que no rodea, a tratar de entendernos y a comprendernos cada uno de nosotros. 

¿Y por qué no escribir en un papel nuestros sentimientos, o nuestras tonterías? 
Y ver, que siempre es hoy, mañana es hoy. Quiero vivir. Quiero luchar con el ego, es quien nos está matando paulatinamente, nos obliga a olvidarnos, de quienes somos, nos roba la claridad, de que somos mortales, y tener raciocinio de ello, es quien quizás nos conduzca, alguna vez, a la esencia humana. 

¡Vamos a vivir, y a jugar a quien somos, un ser humano!