viernes, 4 de abril de 2014

El aceite de oliva es cardioprotector Y MUCHÍSIMO MAS


El aceite de oliva es cardioprotector porque gracias a su composición contribuye en nuestro organismo al aumento de los niveles de lipoproteína de alta densidad (HDL) o “colesterol bueno” que se encarga principalmente de retirar el exceso de “colesterol malo” de nuestros tejidos, equilibrando nuestra alimentación. Si mantienes los niveles de colesterol (LDL) o “colesterol malo” dentro de valores normales, disminuirás las probabilidades de padecer de un infarto de miocardio.

También cabe destacar la actividad antioxidante de los compuestos fenólicos que contiene el aceite de oliva virgen.
Superadas todas las pruebas y análisis, el verdadero puro zumo de oliva tiene unas propiedades nutritivas excelentes:
- Aguanta altas temperaturas sin modificar su composición, por lo que se puede cocinar con él y queda intacto.
- No aporta colesterol. Sus grasas no se depositan en venas ni arterias sino que son metabolizadas por el organismo. Se le considera preventivo del infarto de miocardio.
- Refuerza el sistema inmunitario debido a su efecto antitóxico y tiene un efecto muy beneficioso para el hígado y el páncreas. Es efectivo contra los trastornos del sistema digestivo como la úlcera de estómago y el estreñimiento.
- Se aplica sobre la piel en caso de quemaduras y picaduras pero sobre todo ejerce una acción tonificante y rejuvenecedora. Yo muchas noches me aplico unas gotitas en la cara y cuello.
- Gran riqueza en vitamina E que desaparece si se le somete en el proceso de extracción a temperaturas superiores a los 40ºC. La vitamina E previene la esterilidad. También es rico en vitamina A, necesaria para la salud de los ojos y la piel; en vitamina D, esencial para el sistema óseo; en vitamina K, importante para la coagulación sanguínea; y en omega-6, que es esencial para el organismo ya que reduce el riesgo de estreñimiento e impide la presencia de parásitos.

Con todas estas propiedades tan beneficiosas queda claro que debemos incorporarlo en nuestra alimentación diaria, en nuestros fogones pero como siempre digo, con equilibrio. Pequeñas cantidades en la comida y en la cena.
Ahora lo importante es encontrar un buen aceite de oliva virgen extra de primera extracción (no me cansaré de escribir el nombre completo) embotellado en cristal oscuro o enlatado si compramos cantidades mayores ya que es un buen sistema para mantener sus propiedades siempre que la lata esté en buenas condiciones.

Busca, reconoce, elige, exige calidad y saborea un verdadero zumo de oliva. Tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán.

1 comentario:

Eduardo Cocca dijo...

Ampliamdo la informacion y en la creencia de que les sera util.
El aceite de oliva debe ser EXTRA VIRGEN DE PRIMERA PRENSADA EN FRIO, LO DEBE INDICAR SU ETIQUETA, LA DOSIS IDEAL ES DE UNA CUCHARADA SOPERA EN AYUBA, EL FERRARI O MERCEDES DE ESTOS ACEITES ES EL ATILIO AVENA , YO LO COMPRO A 65 PESOS LOS 500 MILITROS, ADEMAS DE TODAS SUS MARAVILLOSAS PROPIEDADES PROVEE UNA IMPORTANTE CANTIDAD DE VITAMINA E DANDO UNA ENERGIA INCOMPARABLE, CAPAZ DE DESPERTAR AL ORGANO MAS DORMIDOS.
BOM APETIT